jueves, 14 de octubre de 2010

Juntas por el orgullo de ser mujeres


En esta oportunidad, muestra del regreso a la actividad bloguera, las protagonistas serán las mujeres, por derecho ganado. Así lo demostraron las más de 25 mil que colmaron la ciudad entrerriana de Paraná el fin de semana pasado, con motivo de realizarse el 25º Encuentro Nacional de Mujeres.
 

“Arriba Coraje” tuvo la oportunidad de ser parte de semejante movilización, en la que argentinas e invitadas de otros países reafirmaron la importancia de juntarse, conocerse, ayudarse y organizarse, en busca de una realidad que las valore y las deje realmente “ser”, a gusto y piacere.

Vivienda, deuda externa, capacidades diferentes, cultura, tiempo libre y sexualidad fueron algunos de los temas debatidos en los 55 talleres previstos. En cada espacio hubo debate e intercambio de experiencias, atravesados por la riqueza en la diversidad de edades, ideologías y lugares de procedencia de cada participante. Un espíritu de horizontalidad que cada una supo defender, sobre todo de la mano de la premisa de “no votar” cual sería el eje de las conclusiones finales, para que todas las voces pudieran quedar plasmadas, a pesar de las contradicciones.

Lamentablemente no faltaron quienes intentaron perturbar esta metodología que ha hecho posible que cada vez sean más las mujeres que se sienten contenidas y convocadas a participar de los encuentros. Agrupaciones como Pan y Rosas (PTS) y el Plenario de Trabajadoras (Partido Obrero), demostraron que la violencia se encuentra vigente entre las mismas mujeres, pero sirvieron también para tomar conciencia de la importancia de seguir participando para revertir estas actitudes

Durante los tres días, hubo además jornadas, charlas y festivales culturales paralelos para inquietudes de todos los gustos y para “poner sobre la mesa” temas como la criminalización de la protesta (con casos como el vivido por asambleístas de Gualeguaychú y obreras de Terrabusi), el aborto legal, seguro y gratuito, y la violencia sexual.

 
En la tarde del domingo 10 y a lo largo de 15 cuadras, tuvo lugar la esperada marcha por las calles de la ciudad sede, donde con voz fuerte y brazos en alto, las integrantes de los distintos grupos, delegaciones y organizaciones se expresaron. Entre los reclamos más resonantes se escuchó el de “anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, sumado a las denuncias contra la trata de personas y la violencia sexual, frente a la mirada de los vecinos que salían a las esquinas y balcones para ver qué pasaba. 

Bajo el lema “el encuentro somos todas”, el 25º Encuentro Nacional llegó a su fin el lunes por la mañana, con un acto en el Parque Enrique Berduc. Allí, gracias al aplauso de las presentes, fue elegida a la ciudad rionegrina de Bariloche, escenario de la lucha contra las violaciones seriales en 2009, la búsqueda del aborto legal y de una realidad de desocupación y pobreza que muchos quieren tapar.

Los argumentos se definieron por ser la provincia sede de asesinatos como el de Nicolás Carrasco, Diego Bonefoi y Sergio Cárdenas por la represión policial, la desaparición y muerte de Otoño Uriarte, entre otros. Denunciaron además la complicidad del gobierno provincial con las redes de trata y la desidia del gobierno de Cristina Kirchner. Todos temas que exigen un tratamiento y movilización urgente.




Penas encimadas

Voy a decirlo de entrada

para el que quiera entender:

Son penas muy encimadas

el ser pobre y ser mujer.

Trabaja toda la vida

apenas para comer.

Tiene las penas del pobre

y más las de ser mujer.

La rica tiene derechos,

la pobre tiene deber,

Ya es mucho sufrir por pobre

y encima por ser mujer.

Está tan desamparada

y es madre y padre a la vez.

Derechos, ni el de la queja,

por ser pobre y ser mujer.

Se hacen muchos discursos

sobre su heroísmo de ayer.

En el papel la respetan.

Pero sólo en el papel.

Y lo repito de nuevo

para el que quiera entender:

Son penas muy encimadas

el ser pobre y ser mujer.

Carmen Soler

No hay comentarios:

Publicar un comentario