jueves, 11 de noviembre de 2010

A la muerte de un canalla

El pasado lunes 8 de noviembre falleció el ex marino Emilio Eduardo Massera, integrante de la primera Junta Militar de la última dictadura, a raíz de un accidente cerebro vascular. 
Símbolo del horror en nuestro país, junto a los otros tantos que colaboraron en tan siniestra época, convencidos de cumplir la perversa misión de aplastar a aquellos "corajudos", que se la jugaban día a día por un país más justo.  
A continuación, el poema que Mario Benedetti supo escribir ante la muerte de otro represor, Augusto Pinochet y que, desgraciadamente, coincide con la figura de otro asesino que hizo lo propio en nuestro país.



A la muerte de un canalla


Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren
Obituario con hurras
Vamos a festejarlo
vengan todos
los inocentes
los damnificados los que gritan de noche
los que sueñan de día
los que sufren el cuerpo
los que alojan fantasmas
los que pisan descalzos
los que blasfeman y arden
los pobres congelados
los que quieren a alguien
los que nunca se olvidan
vamos a festejarlo
vengan todos
el crápula se ha muerto
se acabó el alma negra
el ladrón
el cochino
se acabó para siempre
hurra
que vengan todos
vamos a festejarlo
a no decir
la muerte
siempre lo borra todo
todo lo purifica
cualquier día
la muerte
no borra nada
quedan
siempre las cicatrices
hurra
murió el cretino
vamos a festejarlo
a no llorar de vicio
que lloren sus iguales
y se traguen sus lágrimas
se acabó el monstruo prócer
se acabó para siempre
vamos a festejarlo
a no ponernos tibios
a no creer que éste
es un muerto cualquiera
vamos a festejarlo
a no volvernos flojos

a no olvidar que éste
es un muerto de mierda.

         - Mario Benedetti-

Ojalá estos hechos demuestren y movilicen a la Justicia para que ni los años ni la enfermedad puedan ser excusas para librar de responsabilidad a los "canallas" que aun dan vueltas por ahí.

Massera en 5 frases ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario